Como vencer los nervios para aprobar el examen práctico de conducir

Es normal tener nervios el día del examen o que nos estresemos por suspender una o varias veces el práctico. Muchas veces cometemos errores tontos que tiran por la borda nuestro examen y no es por nuestra falta de habilidad al volante si no por esos nervios que nos bloquean o simplemente nos distraen, nos sudan las manos, el tembleque en la pierna, dolor de barriga… Te sorprenderías de a cuanta gente le pasan estas cosas, por eso es hora de daros algunos consejos para vencer los nervios, para ser fuerte mentalmente, reponernos y afrontar nuestra próxima convocatoria para adquirir nuestra codiciada “L”.

Consejos para vencer los nervios

  • Conoce bien las zonas de examen: vuelve a recorrerlas, pule esos pequeños defectos, dar unas clases más te ayudarán a reforzar tu confianza. Enfréntate a situaciones que te pongan nervioso, sacarás una formación de ello de cara al examen, pero sin saturarte, ir a una clase práctica cansado puede hacer que la práctica nos salga mal y sea malo para nuestra confianza.
  • Descansa bien la noche anterior al examen, no te obsesiones.
  • Ese día no tomes cafe, la cafeína solo empeorará las cosas, quizás una infusión para no ir con el estomago vacío.
  • No vayas con el tiempo justo, evita el estrés de no saber si vas a llegar.
  • Mantente distraído en los tiempos de espera, escucha música, habla con alguien de otro tema…

Recuerda los Criterios de calificación del examen

Antes de despedirnos, recuerda que los motivos por los que puedes suspender el examen son: 10 faltas leves, 2 deficientes, 1 eliminatoria o 5 leves + 1 deficiente.

Prepárate para las comprobaciones previas, donde el examinador podrá hacernos cualquier pregunta sobre mecánica o funcionamiento del vehículo. nos introducimos en el vehículo y regulamos el asiento, los espejos y el cinturón.

Cuando te incorpores mira por el retrovisor, señaliza y realiza la maniobra, recuerda que no tienes ninguna preferencia. Durante la conducción recuerda las distancias, no hagas maniobras bruscas, recuerda siempre 1º Agentes de tráfico, 2º Señales circunstanciales o de balizamiento y 3º Semáforos, y 4º Señales verticales y marcas viales.

Recupera tu confianza, vence a los nervios y luce tu L nueva…. ahhh y mucha suerte.